operaciones a plazo

La problemática contable y fiscal de las operaciones a plazo o con pago aplazado.

Como norma general podemos afirmar que, tanto desde el punto de vista contable como fiscal, a la hora de imputar los gastos y los ingresos al ejercicio debemos seguir el principio del devengo. Vamos a recordarlo en los dos ámbitos:

  • Contablemente lo encontramos en el Marco Conceptual del Plan General contable y dice:

“Principio del devengo: los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieran, los gastos e ingresos que afecten al mismo con independencia de la fecha de   su pago o de su cobro.

  • Fiscalmente, el artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades establece en su punto 1:

“Los ingresos y gastos derivados de las transacciones o hechos económicos se imputarán al período impositivo en que se produzca su devengo, con arreglo a la normativa contable, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro, respetando la debida correlación entre unos y otros.”

En definitiva, si nuestra sociedad tiene en un ejercicio un gasto, deberá regístralo en el momento en que ocurra y no en el momento en que se pague siendo además deducible en el impuesto de sociedades (aun no habiéndose pagado). De igual modo, un ingreso contable será fiscalmente imputable en el momento que ocurra, aun no habiéndose cobrado.

Sin embargo, como hemos comentado, esto es el caso general pero no significa que no haya excepciones. Una de ellas se produce en las ventas a plazo o con precio aplazado. En este sentido, el artículo 11.4 de la ley del Impuesto de sociedades establece que en las operaciones a plazo o con pago aplazado, las rentas se entenderán obtenidas, proporcionalmente, a medida que sean exigibles los correspondientes cobros (aunque no se realicen), salvo que la sociedad decida aplicar el criterio de devengo

Es decir, si hacemos una venta y obtenemos un beneficio, contablemente aplicaremos el principio del devengo y anotaremos el ingreso en el año en que se realiza dicha venta. Si fiscalmente optamos por cumplir el principio del devengo, no tendremos diferencia alguna y por consiguiente no tendremos que hacer ajustes. Sin embargo, el artículo mencionado de la ley nos da la posibilidad de repartir fiscalmente este ingreso (mejor para nosotros) en varios años. Este reparto no será lineal, si no que se hará atendiendo al mismo ritmo en que se va cobrando. Debemos tener cuidado pues se reparte el beneficio al mismo ritmo que el cobro no en el mismo importe.

Nuestra empresa se podrá beneficiar de esta ventaja fiscal y diferir el pago de impuestos si se dan los siguientes requisitos en nuestra venta:

  • Que el precio se perciba, total o parcialmente, mediante pagos sucesivos o un solo pago.
  • Que el período transcurrido entre la entrega y el vencimiento del último o único plazo sea superior al año.
  • Se incluye cualquier operación, ventas, ejecuciones de obras y prestaciones de servicios. Por ejemplo: el cobro de una indemnización quedaría aquí incluido.

Es interesante recalcar que esta ventaja se va a poder aplicar tanto en las operaciones a plazo ordinarias de ventas de mercaderías como en las extraordinarias por ventas de inmuebles, por ejemplo.

En general, en este tipo de operaciones se producirá siempre un ajuste negativo en el ejercicio en que se produce el devengo contable (cuando se produce la entrega o perfección del contrato) por la parte del beneficio de la operación que se impute a otros ejercicios, mientras que se producirá un ajuste positivo en los ejercicios en que se realicen los cobros, por la parte de renta correspondiente a los mismos.

Fuente: INEAF

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contenga y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.


Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web.


Según lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI-CE), CANA-OJA S.L. informa de las cookies utilizadas en nuestra website:

COOKIES PRÓPIAS, TÉCNICAS Y DE SESIÓN que permiten al usuario la navegación por la web de CANA-OJA S.L., garantizando el correcto funcionamiento y la utilización de las diferentes opciones o servicios que pueda disponer la web.


COOKIES DE TERCEROS, DE ANÁLISIS Y DE SESIÓN que permiten a CANA-OJA S.L. el análisis vinculado a la navegación realizada por el usuario con la finalidad de llevar un seguimiento de uso de la página web así como realizar estadísticas de los contenidos más visitados, número de visitantes, etc.


La aplicación que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación es: Google Analytics: Puede consultar su política de cookies a través de los siguientes enlace:


https://developers.google.com/analytics/devguides/collection/analyticsjs/cookie-usage

https://support.google.com/analytics/answer/6004245


Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Google puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas.

COOKIES ACCESO A REDES SOCIALES: Permite la identificación del usuario y poder compartir contenido en las redes sociales.

Asimismo, CANA-OJA S.L. informa al usuario de que tiene la posibilidad de configurar su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro.

A continuación le proporcionamos los enlaces de diversos navegadores, a través de los cuales podrá realizar dicha configuración:

Firefox desde aquí: http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los- sitios-we

Chrome desde aquí: http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647

Explorer desde aquí: http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage- cookies#ie=ie-10

Safari desde aquí: https://support.apple.com/kb/ph17191?locale=es_ES

Opera desde aquí: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html